fbpx

Contrato de Confidencialidad

Contrato de Confidencialidad

La celebración de contratos o convenios de confidencialidad es un básico en toda empresa. Se deben llevar a cabo de forma oportuna y adecuada para garantizar los niveles de confianza entre las partes y asegurar la protección de información.

¿Cuándo firmar un contrato de confidencialidad?

Un acuerdo de confidencialidad es aquel que se debe firmar cuando se requiere establecer cómo será el uso y la discreción respecto a cierta información propiedad de cada una de las partes. Esta información puede ser sobre procesos, clientes, proveedores y/o cualquier otra que pueda representar una ventaja competitiva.

El mal uso de esta información puede sugerir una afectación no solo en temas de filtración del conocimiento si no en temas patrimoniales. Es de suma importancia para todos los negocios, que manejen información y/o documentación relacionada con sus productos, servicios y operaciones, estén protegidos mediante la firma de convenios de confidencialidad.

También, se suele firmar un contrato de confidencialidad cuando los clientes se disponen a compartir información confidencial con la empresa o con otros socios (por ejemplo, sobre infraestructuras, planes de lanzamientos, know how, planes comerciales, estadísticas de ventas, base de datos de clientes, etc.…).

¿Con quién se debe firmar un contrato de confidencialidad?

Con todo aquel que se establezca una relación que implique algún tipo de colaboración que conlleve a compartir información por una de ellas o por ambas. Cabe mencionar que los acuerdos de confidencialidad pueden ser mutua responsabilidad, de modo que las dos partes tienen restricciones de uso de la información proporcionada, o pueden afectar sólo a una de las partes.

Generalmente los convenios de confidencialidad se establecen entre empresas o personas que acuerdan tener alguna relación comercial (proveedores, distribuidores, maquiladores entre otros). En estos casos puede ser necesario entender los procesos usados, tener acceso a bases de datos, tener acceso a manuales, proyectos a futuro, entre otros, esto con un propósito de interés en dicha relación.

Los contratos de confidencialidad también se firman con los empleados, estos normalmente por sus puestos tienen acceso a datos o información confidencial de la empresa. La propia Ley Federal del Trabajo también nos brinda apoyo respecto de este tema, pero siempre es importante reforzar el no sustraer o hacer un mal uso de la información propiedad del patrón.

¿Cómo se estructura un contrato de confidencialidad?

Un contrato de confidencialidad se puede estructurar de muchas formas. Sin embargo, lo fundamental es establecer las condiciones y obligaciones que las partes asumirán para preservar la confidencialidad de la información que les es proporcionada. Es importante establecer el tiempo durante el cual se debe mantener la confidencialidad el cual normalmente es mayor al tiempo que dura la relación comercial entre las partes.

Según el tipo de información se puede establecer en el mismo protocolo de seguridad para el resguardo de esta, los cuales pueden ser auditados por la parte dueña de dicha información.

En todos los casos es importante establecer cual el objetivo específico por el cual se está entregando dicha información, para así poder limitar los alcances que el receptor de esta va a tener. Asociado a establecer estos límites se debe de establecer que sucedería en caso de una violación respecto de las obligaciones que se asuman en el contrato, siendo una sanción económica una de las penas más comunes en este contrato.

Las violaciones a temas de confidencialidad ocasionan daños y perjuicios, haciéndose la otra parte afectada acreedora a las penas establecidas. Una violación en temas de confidencialidad también puede ir acompañada de un delito contemplado en el Código Penal, la Ley de la Propiedad Industrial, la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares u otras según el caso aplique.

En TuContrato ofrecemos servicios enfocados en la creación y/o fortalecimiento de buenas relaciones jurídicas entre las empresas, sus clientes, proveedores, empleados y autoridades. No dudes en contactarnos para recibir más información sobre cómo podemos elaborar y estructurar tu contrato de confidencialidad, adecuado al riesgo según la información que pretendes compartir.



Deja un comentario

Tu solicitud ha sido enviada. GRACIAS