fbpx

El Socio al Momento de Emprender

El Socio al Momento de Emprender

El socio, es algo que nos viene a la mente en el momento que empezamos a desarrollar una idea de negocio o queremos emprender. Muchas veces creemos que un negocio no puede arrancar si no es grupo. Para poder definir si se requiere de un socio debemos tener claro lo siguiente:

  1. El tipo de negocio y que se necesita para que funcione.
  2. ¿Qué aporto yo al negocio?
  3. ¿Qué me hace falta? ¿Como lo consigo?

Una vez que tenemos claros esos puntos pasamos debemos de definir si de verdad se necesita un socio o si lo que necesitas es:

  1. Trabajadores, un grave error es hacer socio a alguien que solo aportará trabajo, o que hagas socio a la gente a la que no le puedes pagar.
  2. Inversionista, muchas veces solo necesitamos un empujón de capital. Los socios capitalistas pueden ser un problema, opinan sobre un negocio del que no conocen.
  3. Asesor, esto es cuando no sabemos cual es el primer paso para iniciar el negocio, se necesita de una guía mejor acercarse a una incubadora.

Muchas personas se hacen a la idea de que necesitan trabajar con alguien, pero no siempre es lo ideal. A veces solo se necesitas de alguien que trabaje contigo. Cuando no se tienen todos los recursos, capitales y humanos, apostar por un socio puede ser la mejor opción. Pero si puedes pagarle a alguien para que haga un trabajo, es mejor idea que dar parte de tu compañía.

Si tu mejor opción es tener un socio, recuerda poner siempre las reglas por escrito, dejando tan claro como se posible los siguientes puntos:

Aportaciones

Pueden ser en efectivo, bienes, trabajo o conocimiento según se requiera. Estas deben ser claras y bien cuantificadas. Se debe ser claro con lo que se aporta y si esto será divisible después, si se podrá devolver a su dueño original.

Responsabilidades y obligaciones

En todo contrato es importante definir las responsabilidades y obligaciones frente al negocio como socio; pero también se deben definir las que son de carácter operativo.

Utilidades (gastos, ganancias, perdidas, salarios)

Se deben definir los ingresos y los gastos operativos, para sacar la utilidad y de ahí repartirla. Un error muy común aquí es confundir el salario con utilidad, recuerda que ambos conceptos son muy distintos.

Toma de decisiones

Dejar por escrito quienes pueden votar, quienes pueden vetar una decisión sobre el giro que está tomando el negocio. El cómo y quien tomará las decisiones debe también ir relacionado con el área de conocimiento de cada socio.

Entrada de nuevos socios

La entrada de alguien no siempre se ve como un aporte, a veces se ve como una dilución de las ganancias. La entrada afecta la manera de relacionarse, las aportaciones y la toma de decisión por lo que mueve todo dentro de una sociedad.

Salidas de socios (voluntaria y forzosa)

La salida voluntaria de un socio puede dejar sin recursos a un negocio. El mantener dentro de un negocio a un socio tóxico puede llevarlo a la ruina. Define desde el principio las condiciones para poder sacar a un socio, pon candados y evita la fuga de recursos.

Recuerda que estas condiciones aplican para socios y asociados, y parte de una cultura de prevención. Muchas relaciones se ven terminadas cuando de dinero y negocios se tratan, el dejar las cosas claras desde el principio pude hacer la diferencia.



Deja un comentario

Tu solicitud ha sido enviada. GRACIAS