fbpx

Los errores más comunes que se cometen al registrar una marca.

Los errores más comunes que cometen los emprendedores al registrar su marca.

Mucho se sabe que registrar una marca es importante para obtener los beneficios que conlleva el título que nos proporciona el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), como el ser reconocido como propietario y contar con el derecho de explotar de forma exclusiva la marca en México, pero ¿sabes cuál es la importancia de registrarla debidamente?. En este artículo te decimos cuáles son los errores más comunes que se cometen si no se acercan a un experto al solicitar el registro de su marca.

Si bien es cierto que cualquier persona puede presentar la solicitud para el registro de su marca ante el IMPI, es aún más cierto que más de la mitad de las personas que realizan este trámite sin un conocimiento en propiedad industrial, estropean muchas veces dicho trámite.

La lista de errores u omisiones en las que podemos incurrir al momento de solicitar nuestra marca es amplia.

Búsqueda Fonética

Todo empieza desde hacer mal la búsqueda fonética o peor aún, no realizar una búsqueda. El IMPI cuenta con una base de datos (MARCANET) donde de manera electrónica, de forma gratuita y en tiempo real se puede consultar el trámite y registro de marcas, avisos y nombres comerciales. El emprendedor tiene la posibilidad de entrar a este portal y buscar si existe una marca igual o similar a la suya, sin embargo.

El primer error radica generalmente en la o las clases en las que se hace la búsqueda (según la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el registro de las marcas en virtud del Arreglo de Niza), ya que en muchos casos no corresponden a su producto o servicio, se llega a omitir clases a las que también pertenece, y el segundo error está en la interpretación que hace de lo que “encuentra” en él sistema, esto provoca que no se tenga un panorama concreto y actual sobre el posible registro de la marca.

Signo Distintivo

En el llenado de la solicitud de registro o publicación de signo distintivos se puede presentar otro error al confundir el tipo de signo distintivo que se quiere solicitar, y/o confundir el tipo de marca requerida, así como solicitar indebidamente una marca nominativa cuando se quiere registrar una marca mixta, lo cual deriva en recibir un oficio por parte del IMPI, al cual hay que darle contestación.

Fecha de primer uso

Otro error muy común que se comete al llenar una solicitud está en la fecha de primer uso de la marca, pues cabe aclarar que no es la fecha del acta constitutiva de la empresa, o una fecha tentativa, sino que es el día exacto en el que la marca en cuestión se comercializó en el mercado nacional. Y es en este mismo rubro, donde normalmente se comete otro error, que es indicar una fecha de primer uso y no señalar el domicilio del establecimiento donde se comercializa la marca, o bien indicar que no se ha usado el signo propuesto a registro y poner un domicilio de establecimiento.

Clase

Otro error común es el indicar mal la clase y los productos y/o servicios a los que se aplicará la marca; catalogar tu marca en una clase que no corresponde u omitir alguna a la que corresponde puede derivar en numerosos supuestos, como son recibir oficios de forma, tener que solicitar otro registro por la misma marca indicando los productos/servicios que olvidamos señalar inicialmente, limitar el ámbito de protección requerido, entre otros. En el mismo rubro podríamos encontrar otra clase de errores, como el no explicar de manera adecuada los productos o servicio deseados, o hacerlo de manera ambigua y/o confusa, o bien, se puede errar en no especificar nuestros productos o servicio de conformidad a la Clasificación Internacional de Niza.

Otros errores comunes

Otros errores pueden ser, el no indicar las leyendas y/o figuras no reservables cuando así se requiera, indicar un anexo en la solicitud respectiva y no adjuntarlo en los documentos a ser entregados al IMPI, o tal vez, presentar estos documentos y no indicado en a solicitud, lo cual derivará en recibir un oficio de requisitos de forma por parte del IMPI.

Las consecuencias de un mal registro de marca pueden llegar a ser sumamente perjudiciales. Pensemos, por ejemplo, que nuestra marca está posicionada en un sector del mercado, pero no contamos con el registro, correríamos en riesgo de que algún tercero solicite nuestro registro, y posteriormente tendríamos que pelear dicho registro ante el IMPI. Se puede dar el caso de que tu marca no sea registrable por ser descriptiva, refiriéndose al producto o servicio en sí, o a alguna de sus características ¿te imaginas lo costoso en dinero, tiempo y esfuerzo que eso podría llegar a ser?

El conocimiento como un experto y la atención al detalle hacen la diferencia entre un registro exitoso a estar gastando en contestaciones o peor aún, el perder el registro de nuestra marca obligándonos a usar otra distinta. El registro en muchos casos requiere de una planeación estratégica.

En TuContrato sabemos la importancia de proteger marcas, logotipos, nombres y avisos comerciales, por lo que ofrecemos servicios especializados en Propiedad Industrial a través de un staff de abogados expertos.



Deja un comentario

Tu solicitud ha sido enviada. GRACIAS